sábado, 26 de abril de 2014

EL ANGEL DEL PAPA


El Papa Juan Pablo II será canonizado este 27 de Abril en el Vaticano por el actual Papa Francisco I, razón por la cual el Blog SAPOSAQTA quiere compartir con sus lectores, un artículo escrito por alguien que acompañó por todo lo largo y ancho del Perú al Papa Juan Pablo II en su recordada visita el año de 1985. Se trata del Coronel (r) PNP Andrés Morales Vega, nacido en la ciudad de Pampas Tayacaja. De familia pampina, Andrés estudio su primaria en la Escuela 521 de varones, para luego estudiar su secundaria en el otrora Colegio San Pedro (Hoy CN Daniel Hernández). A los 16 años acaba su secundaria y logra ingresar a la Escuela de la Policía de Investigaciones en la ciudad de Lima. Una vez concluido sus estudios, presta sus servicios en diferentes ciudades del interior del país. Siendo Oficial destacó en la especialidad de Seguridad de Personalidades
  
MI MAS BELLA MISION  ¡¡¡¡¡ SEGURIDAD DE JUAN PABLO II !!!
Escribe: Andrés Morales Vega

La foto que preside mi muro en Facebook, maravilloso medio de relacionarse socialmente; es la del día, 05 de Febrero de 1985, en que Juan Pablo II su Santidad el Papa, nos recibía en la Nunciatura para despedirse y agradecer al grupo de Oficiales de la Policía de Investigaciones del Perú, por haberle dado seguridad personal durante los cinco días que estuvo de visita pastoral en nuestro país, misión que me fue encomendada, cuando tenía la jerarquía de Coronel de la PIP.

 Ahora se aproxima la ceremonia de canonización de  Papa Juan Pablo II por el Santo Padre Francisco en el Vaticano, al habérsele reconocido Santo. Sin el menor deseo de figuración quiero permitirme hacer algunas reflexiones sobre la más fantástica experiencia personal profesional en mi difícil profesión de ser Policía de Investigaciones del Perú, como testimonio de darle gracias a la vida de haber tenido este privilegio, que me “cambio la vida”.

Siendo Oficial tuve muchos misiones en la especialidad de Seguridad de Personalidades; de ser miembro y Jefe de la seguridad personal de líderes político, Jefes de Estado, Secretarios de Estado, tales como el Sr. Henry Ford II, del emporio americano Ford, El Sr. Presidente Francés Charles de Gaulle, del Sr. Secretario de Defensa de los EEUU Kissinger, del Primer Astronauta americano en llegar a la Luna, todos ellos en sus visitas por nuestro amado Perú.

 También miembro de la Seguridad del Presidente Fernando Belaunde Terry en su primer Gobierno y miembro del equipo de Asesoramiento de los Ministros de Estado Pedro Richter Prada y Arturo La Torre Di Tola, en los ministerios del Interior y Energía y Minas.
La más importantes de todas estas misiones fue la que cumplí como Jefe de Seguridad del Santo Padre Juan Pablo II, por ser Él, el Vicario de Cristo, el hombre que con su sonrisa alegre bendecía a las multitudes que se acantonaban a su paso o en las concentraciones para escuchar la palabra redentora  de Cristo.

 Era el 02 de Febrero de 1985; apoyado en mi brazo subió al papamóvil e instalado en su lugar, recorrió desde el aeropuerto hasta la Plaza de Armas donde descendió a presidir la primera ceremonia en la Catedral de Lima, con la coronación de la Virgen de la Reconciliación.

Facilitaba mi labor con alegría veía mi preocupación y aceptaba  las cosas que se le sugerían, siempre con el rostro alegre del Papa amigo.

 Habíamos terminado la primera celebración de la reunión con los juventud peruana en el Hipódromo de Monterrico, cuando abordamos el carro mercedes blindado; el Cardenal Landázuri,  se enteraba que yo, no era uno de la comitiva del Papa sino el Jefe de su Seguridad personal peruano, me preguntó, dentro del vehículo; y en presencia del Santo Padre que estaba ocupado con su tarea de bendecir al pueblo , “si yo era coronel ó general”  le contesté que era coronel pero, que, con la bendición del Santo Padre podría ser general, el cardenal se dirigió al Santo Padre y le dijo “Beatísimo Padre por favor bendiga al Coronel, el Papa  sin dejar de bendecir al público volteo y le dijo  ya  está bendito.

 VSITA A LA CIUDAD DE AYACUCHO

Ya estábamos en vuelo hacia la ciudad de Ayacucho en tiempos de tanto terrorismo, quería estar con esa gente, que sufría tanta violencia, pobreza , postración ,abuso, muerte, quería darle la comunión del amor de Cristo. En un momento se acerca a mi asiento el Nuncio Apostólico del Papa  y me pregunta: “Coronelo, sabe Ud si en el avión hay alguien que hable quechua “….le conteste:  que yo….y me volvió a preguntar…también …lee?…le conteste también leo……? Me miro y me dijo; ya regreso…..volvió y me dijo: lo llama el Santo Padre, .quiere que le lea  unas oraciones de su discurso…..Me  acorde que hablo mi quechua  como el  inglés  a lo  Tarzán, pero había respondido que también leía , pero, yo nunca había leído quechua;…., en ese momento me acorde que Jesús cuando envía a sus apóstoles a evangelizar les dijo: “ no se preocupen de lo que tienen que decir, yo hablare por Uds”, me arrodille a su lado a la altura de su mesita y me indicó; “ léeme el quechua, yo voy a escuchar y luego lo leo yo”…. en perfecto español :….respire y pensé en Jesús y me puse a leer, lo hice, él lo aprobó….me dijo…”ahora lo hago yo y tú me observas, lo hizo de maravillas. El Señor había leído con mis labios o yo leí, con el sonido que le dio Dios a mis labios, conforme a su promesa. Vino el discurso con la multitud de ayacuchanos que lo esperaban en el aeropuerto, hizo un discurso brillante. la voz del Santo Padre la percibí, potente, enérgica, clara con fuerza, con la autoridad y el poder de Dios. le dijo a toda la población…: BASTA DE VIOLENCIA…..TIENEN QUE CAMBIAR…. Y LOS BENDIJO.

Testimonio: He estado arrodillado al lado del Santo Padre Juan Pablo II y no he podido mirarle su rostro por ser pecador  me imagino cual será mi situación el día que comparezca ante nuestro Señor Jesucristo  para  la  reconciliación; si es que no cambió mi situación de pecador. AMEN.


Autor: Andrés Morales Vega
Imagen: El Papa Juan Pablo II en Ayacucho