domingo, 8 de abril de 2012

HATUN HUANCAVELICA

Un grupo de entusiastas tayacajinos en el año 2010 acordaron rendir un homenaje a la fiesta de los Carnavales tayacajinos invitando a participar a las instituciones de residentes en Lima y algunas delegaciones venidas de nuestra tierra. En el transcurso de la organización se plegaron instituciones provinciales del resto del departamento, que dieron mayor envergadura al evento. Así este proyecto, con el tiempo se convertiría en un Concurso departamental cuya misión sería difundir la cultura y las tradiciones de tierra adentro.

Fue así que nació el Hatun Pukllay o el gran festival del carnaval huancavelicano, y su primer escenario fue la tradicional Plaza de Acho en Lima. La concurrencia de público fue grandiosa por la convocatoria hecha por los organizadores. Fue un encuentro de las siete provincias de Huancavelica que intercambiaron experiencias de presentar sus danzas a la usanza de cada lugar. Aunque económicamente no alcanzó los objetivos, pero a nivel de convocatoria, y de difusión de nuestras costumbres fue todo un éxito. El público asistente se sintió satisfecho del evento y las muestras de apoyo para una repetición no estuvieron ajenas.

En el año 2011 se repitió este gran encuentro en el II Concurso del Carnaval Huancavelicano que igualmente consiguió sus objetivos de difundir nuestra cultura.

Este grupo de huancavelicanos consideró darle legalidad a estos eventos de rescatar y afirmar la identidad, costumbres y tradiciones en todas sus formas de la Región Huancavelica y formaron y se constituyeron en Asociación Cultural dándole el nombre de Hatun Huancavelica. Inscribieron su Asociación en Registros Públicos para darle mayor legalidad y se trazaron como meta realizar el III Concurso del Carnaval Huancavelicano en la Plaza de Acho el 1º de Abril.

Para este III Encuentro trabajaron desde el mes de enero contactándose con las organizaciones provinciales del departamento de Huancavelica, haciéndoles conocer los objetivos del proyecto. Los organizadores viajaron a cada una de las provincias haciendo conocer esto. Paralelamente a esto se realizaban las gestiones en las instituciones involucradas. Igualmente se tocaban puertas para que puedan apoyar en el financiamiento del evento. Había que preparar una logística que permitiera sostener el proyecto. Muchos apoyaron con entusiasmo la idea, pero otros, dieron la espalda, como el caso de los congresistas por Huancavelica que parece que no les interesa apoyar ningún proyecto de cultura de sus pueblos. Solo cuando llegan a sus pueblos de origen a recoger votos prometen velar por su cultura, pero ya en el poder hacen oídos sordos cualquier petición. Pero más vale resaltar el apoyo y ayuda de pequeños empresarios huancavelicanos que creyeron en su pueblo y dieron la mano.

Conforme se acercaba el día señalado se iban recibiendo confirmaciones de concurrencia de asociaciones y agrupaciones que enteradas del evento trataban de sumarse al encuentro de confraternidad huancavelicana. Mientras tanto la comisión organizadora empezó a encontrar las primeras trabas de las instituciones para impedir dicho encuentro. En vez que estas instituciones apoyen las manifestaciones culturales de los pueblos, son ellas las que impiden esas manifestaciones poniendo trabas y requisitos a último momento, sin embargo, otro es su comportamiento cuando vienen agrupaciones extranjeras y dan luz verde y apoyo a sus proyectos, dan facilidades y exoneraciones para así mantener la alienación del pueblo con manifestaciones artísticas sin ningún contenido social, poético, musical. o cultural.

Sin embargo llegado el día, la Asociación Cultural Hatun Huancavelica desarrollo su programa con un Gran Pasacalle por la Avenida Abancay de Lima, vistoso, colorido, lleno de ritmo y belleza. Eran cientos de participantes que dejaban lo mejor de sus manifestaciones para deleite del público que los recibía con aplausos y muestras de cariño.

Ya en la Plaza de Acho se tuvo que resolver el último escollo de parte de estas instituciones enemigas de la cultura y en un acto heroico prácticamente se arrebató a estas autoridades el control de la Plaza. La tarde empezó con retrasos pero con el calor todavía de la temporada y el calor de su pueblo que los vitoreaba con lágrimas en los ojos después de vencer obstáculos de último momento.

Finalmente cada uno de las provincias Acobamba, Angaraes, Castrovirreyna, Churcampa, Huancavelica, Huaytará y Tayacaja nos regalaron lo mejor de su carnaval con comparsas de cada lugar. Fue una tarde que quedará registrada en la historia. Quedará grabada en la memoria de los participantes. Ellos sabrán desde ahora, que para hacer conocer su cultura hay que luchar en este país ajeno para pueblos como Huancavelica.

Cada provincia de Huancavelica mostró diferentes tipos de géneros en el carnaval aquella histórica tarde, en lo coreográfico, en el vestuario y el sentido de su música. Churcampa con la qarmenqa, Huaytarà con sus diferentes géneros ejecutados con guitarra, con banda, con quenas, con waraqo. Mientras que el carnaval de Tayacaja ejecutado por jóvenes denominado tipaki tipaki inyectaron alegría y belleza. Sin embargo el Carnaval de Angaraes o de los anqaras destacó por la belleza de su música, coreografía, alegría y poésia. La Nación Chopcca nos regaló la belleza de su vestuario representando a la provincia de Huancavelica. Acobamba destacó por el colorido y coreografía de sus participantes. Fue una tarde inolvidable para las delegaciones y publico congregado en la Plaza de Acho

Este Blog Saposaqta quiere destacar y apoyar las manifestaciones culturales del departamento de Huancavelica, difundiendo sus costumbres y tradiciones. Estaremos siempre dispuestos a la difusión de nuestra cultura.

Blog Saposaqta
Abril del 2012