domingo, 3 de julio de 2011

ALGO MAS SOBRE LA UNAT



SOBRE LA UNIVERSIDAD AUTONOMA DE TAYACAJA

Como todos sabemos, la Universidad es un Centro de Estudios Superiores donde se forjan distintas carreras de los nuevos ciudadanos que más tarde constituyen el futuro de nuestra patria. El pueblo de Pampas Tayacaja, por mérito propio merece tener un Centro Superior de estudios, pues haciendo un análisis de la realidad geográfica, social, cultural y económica, la península de Tayacaja constituye un emporio de riqueza agrícola, ganadera, minera y energética que supera con ventaja a las otras provincias, sin afán de menoscabo.

Como zona agrícola es productora principalmente de papas y maíz, además de todos los productos de pan llevar, pues geográficamente abarca todas las regiones naturales: desde la Janca o cordillera hasta el rupa-rupa o selva alta. En las partes bajas produce todo tipo de frutales y caña de azúcar que son convertidas en alcohol y chancaca y finalmente en la ceja de selva existen bosques ubérrimos que albergan muchas variedades de orquídeas. Como zona ganadera, es muy importante conocer que existe una ganadería vacuna de muy buena calidad de la raza Brown Zwiss conocida a nivel nacional cuyos productos lácteos son muy bien cotizados en los principales mercados de la capital. Además tenemos el ganado lanar de la variedad Merino y especialmente el ganado porcino, cuya variedad es muy cotizada para la fabricación de jamones y los lechones son muy sabrosos en el famoso cuchi kanka. Como zona minera, Tayacaja está ubicada en plena cordillera central y sus grades cerros albergan en sus entrañas ingentes reservas de todo tipo de minerales. Finalmente, Tayacaja es un gran productor de energía eléctrica pues la central hidroeléctrica Santiago Antúnez de Mayolo, produce más de mil Megavatios de energía que alimenta casi el 50% de la energía nacional en el sistema interconectado.

Por estas y muchas razones más, Pampas Tayacaja merece tener una Universidad Autónoma, como ya existe la Ley y el minúsculo grupo de entes que se han levantado para protestar por la creación de una universidad, no tienen ningún derecho a querer socavar la justa espiración de un pueblo que busca la superación, dan la impresión de ser unos maleantes o sicarios contratados por algún interés mezquino para anular el derecho a la educación que tiene el pueblo de Pampas. Los pampinos residentes en la Capital, lanzamos nuestro voto de protesta contra ese miserable grupúsculo de entes retrógrados que quieren privarnos de nuestra justa aspiración de tener una casa de estudios acorde a la importancia de nuestro pueblo. El Gobierno debe ponerse los pantalones y poner las cosas en su sitio.

Hernán Canales Acevedo
Colaborador de Saposaqta