jueves, 20 de diciembre de 2007

AMARU, EL PARAÍSO DE LAS ORQUÍDEAS


En medio de las montañas, cumbres y punas desiertas, se halla el paraje de “Amaru” ubicado en el distrito de Huachocolpa (Provincia de Tayacaja-Huancavelica), donde existe un paraíso escondido que cuenta con 142 variedades de orquídeas plenamente identificadas y unas mil aún sin identificar, que crecen de forma silvestre entre los árboles de cedro y matorrales.

Amaru, valle escondido y habitado por humildes campesinos, cuenta con más de mil hectáreas de bosque natural donde se hallan las orquídeas, tan apreciadas en el mundo entero por sus formas cautivantes y aroma especial. En este lugar también se encuentra la “Altísima” o “El Inkill”, variedad de orquídea única en el mundo, cuya caña llega a medir hasta los 15 metros de alto.

Para llegar al paradisíaco paraje de Amaru, se tiene que viajar diez horas pasando por Huancayo, Wari, San Isidro de Acobamba, Matibamba (Salcabamba), San Antonio (Salcahuasi), pasar por el puente Chiquiaq y luego arribar hasta el distrito de Surcubamba que desde hace tres años cuenta con carretera. Una vez en Surcabamba se camina durante seis a ocho horas por pequeñas trochas y entre precipicios hasta llegar a Amaru.

Este paraíso de orquídeas está situado en la selva alta rodeado de espesas neblinas, su ecosistema conjuga con la humedad, lo cual explica la existencia de múltiples variedades de flores silvestres que crecen entre árboles de cedro y una envidiable diversidad de fauna como el oso de anteojos, el venado gris, aves, reptiles y el Matorralero de Anteojos Negros (Atlapetes melanops), una nueva especie de ave en el mundo.

Las Orquídeas del Valle Amaru fueron descubiertas recientemente en 1999, gracias al trabajo de investigación que realizó el Ing. Reden Suárez natural de Huachocolpa quien realizó su tesis con apoyo de un embajador finlandés.

FLORES MÁS COTIZADAS

Nuestro país cuenta con una variedad especial de orquídeas, la Phragmipedium kovachii, considerada el descubrimiento del siglo en el campo de las orquídeas, es un material genético de primer orden que permite obtener nuevas variedades de estas plantas, cuyo costo oscila entre los 30 mil dólares.

Gracias a esta orquídea el Perú recibió el premio de American Orchid Society, CHM, Certificate of Horticultural Merit con 94 puntos, máxima puntuación que este Premio haya otorgado en todo el mundo a una planta.

RIQUEZA QUE SE NOS VA DE LAS MANOS

Aún no somos conscientes de la magnitud de la riqueza con la que contamos, no solo de orquídeas también de una fortuna envidiable de flora y fauna. Actualmente, el “paraíso de la Orquídeas” viene siendo depredado parcialmente; sin embargo, si se fomentara el cultivo y la exportación de estas flores, esto podría convertirse en un gran potencial económico.

Aprovechando el descuido y desidia de las autoridades, en mayo del 2002, un misterioso helicóptero de placa ecuatoriana que venía de Moyabamba (Región San Martín), aterrizó en la zona y arrasó con todas las orquídeas que quedaban, sustrayendo la orquídea Phragmipedium. Actualmente, se conoce que un viverista de Ecuador posee un criadero especial de esta especie, lo que le permite exportarla al mundo entero y obtener grandes beneficios.

En cierta medida la Municipalidad del distrito de Pampas (Provincia de Tayacaja) viene interesándose en promover el cultivo y promoción de las orquídeas en el Valle Amaru. Para el 2005 [la gestión municipal anterior] presupuestó cien mil nuevos soles que se destinaron a realizar la propagación de estas plantas en viveros, sin embargo esta acción aún resulta insuficiente.

Por su parte, el representante de la Unidad de Comunidades Campesinas de la Sierra Central del Perú (Ucsicep), Donofre Chuco, viene convocando a diversas instituciones nacionales y extranjeras a apoyar y apostar por este tipo de proyectos cuya ejecución ayudaría a emerger de la pobreza.

Aydee Palian Sullca
Boletín Virtual Sumaq Rimaq

Veamos un interesante video documental sobre orquídeas y demás atractivos poco conocidos de Huachocolpa.