sábado, 30 de mayo de 2015

LA PAPA NUESTRA DE CADA DIA



“Llevada a Europa por los españoles, la papa tuvo un ingreso humilde, sufrió burlas y castigo, se le destinó a los cerdos, a los presos y a los moribundos y no faltó quien la acusó de provocar la lepra. Fue Antoine Parmentier  quien exaltó sus virtudes nutritivas. Después de vencer el hambre en Europa, ingresó a la corte francesa y en Versalles la nobleza asistió a la apoteosis de la papa”
(“Oda a la papa” Pablo Neruda)
Con esta referencia del gran Pablo Neruda queremos brindar un homenaje a nuestro alimento histórico como es la papa,  publicando un artículo del escritor Antonio Muñoz Monge referido a éste tubérculo en su Día Nacional 30 de Mayo.

De un tiempo a esta parte nuestro emblemático producto nativo la papa tubérculo tiene una presencia múltiple en todos los mercados y mesas del mundo, tanto que en nuestro medio y en forma silenciosa se han venido redescubriendo términos que tienen que ver con la papa, como papeado (de bien comido), papeo (buena calidad y calidad de comida), papa o papilla (la comida del niño), las papas queman (problemas críticos), papa mia (logro rotundo); mas profunda, la recreación que escribe Adán Felipe Mejía “El Corregidor”: “El papá, la papa y la comida son todos uno en el sensorio íntimo del bebé nacional”.

Aparte son los premios internacionales que ha recibido la papa, como el renombrado Premio Arqueros de Oro de Bélgica que movió el cotarro provocando una cadena de emulación en los pueblos vecinos y por extensión en todo el Perú. El Premio fue dado a las papas “Chips” nativas del distrito de Pazos, provincia de Tayacaja (Huancavelica). La variedad de papas nativas es legendaria en esta comunidad, con más de trecientas especies de diversas formas, colores y sabores, las “Chips” nativas allí producidas y embolsadas se alzaron el premio.

El distrito de Pazos también tiene fama por la producción del Chuño (arrugado en quechua), el primer alimento que el hombre andino procesó de forma natural, resultado de la deshidratación de la papa para poder guardar y conservar el chuño por largo tiempo, muchas veces años, se han encontrado papas deshidratadas (Chuño) con una antigüedad de hasta 400 años, aptas para el consumo humano.

Con el chuño tenemos platos legendarios, quizás poco conocidos, saboreados desde siempre, miles de años, apetitosos y de gran contenido nutritivo., platos como el Chuño pasi, (con queso, leche, huevos), el chuño cola o sopa de chuño (chuño triturado con carnes, garbanzos y verduras), chuño puti (con huevos y verduras), el chuño acompañando un cuchicanca (Chancho al horno), con su salsa de cebolla (si tiene la oportunidad, no se la pierda), además que el chuño en sí, solo, puede ser compañía de una buena tertulia, apenas solo como referencia estos ejemplos.

En este rincón andino del distrito de Pazos, encontramos toda una graciosa ceremonia llena de picardía, compromiso, destreza en homenaje a la papa. En la localidad de Pazos tiene el nombre de “chunlluy waqachi” (“la que hace llorar a la nuera”), la papa de muchos “ojos” se le entrega a la novia, futura nuera en la ceremonia de “pedido de mano” para que proceda a pelarla con un mínimo posible de rebanado de la pulpa. Es la condición que se le exige para poder contraer matrimonio.

Fuente: Revista FESTIVAL Abril 2015
Autor: Antonio Muñoz Monge