lunes, 1 de julio de 2013

HÉROE IGNORADO DE PAMPAS




Raimundo Hurtado Sánchez
Héroe ignorado de Pampas

Existe un viejo adagio que dice : “El olvido es peor que la misma  muerte y es el segundo sudario de los muertos”  por eso es necesaria la historia, pues mediante ella se conoce nuestro pasado para tener memoria de ella y poder planificar un mejor futuro y también reconocer en toda su extensión  a personajes que destacaron en los diferentes campos de la vida y fueron ejemplos de valor y sacrificio en aras de nuestra nación y sin embargo han vivido ignorados por la sociedad y sus hechos han quedado dormidos en el sueño eterno del  olvido, esperando como el arpa de Bécquer, una mano de nieve que sepa arrancarlo de la indiferencia  y valorar en su verdadera dimensión su legado a la posteridad, constituyéndose en un héroe pampino al que es necesario reivindicar entre los personajes que brillan en el firmamento de protagonistas ilustres de nuestro querido pueblo de Pampas.

Es por esa razón que esta vez nos proponemos reivindicar a nuestro héroe pampino que se destacó por su valor en el   combate del dos de mayo de 1866 don Raimundo Hurtado Sánchez, uno de los grandes protagonistas del acontecimiento  que  selló definitivamente la independencia de los países americanos del yugo español

Don Raimundo Hurtado Sánchez nació en Pampas Tayacaja  el 15 de marzo de 1843 hijo de don  José Manuel Hurtado y de doña María Zoila Sánchez. Cursó sus estudios primarios y secundarios en la ciudad de Huancavelica, a los 22 años abandonó sus estudios secundarios para enrolarse en las filas del ejército a raíz de las pretensiones españolas de recuperar sus antiguas colonias, pues  hubo un tiroteo al pueblo por orden del coronel Pezet.

Dio a conocer su valentía en la toma del cuartel de Huancayo defendido por fuerzas a la orden del coronel J. Cisneros batiéndose como un  león junto con los cinco únicos  hombres que mandaba el mayor Manuel Ugarte.

Sabedores de la aproximación de la escuadra española después del bombardeo a Valparaíso,  presentaron de inmediato él, y los demás oficiales agregados a la  plaza,  un memorial al Presidente de las República para que se les diera el honor de asistir a la defensa de las baterías del callao, consiguiendo su objetivo a pesar de la oposición fundada en fútiles pretextos del Presidente.

La memorable jornada lo encontró en la batería de Abtao siendo comandante general de la baterías del sur el coronel Lacotera, prefecto del Callao, el coronel M. Herencia Cevallos, y el  primer, segundo y tercer jefe de su batería:  el Comandante Valle, don Eusebio Pomareda y el Comandante Luis Herrera.

Su comportamiento no dejó nada que desear, siendo objeto de calurosas felicitaciones por parte de sus jefes y compañeros, mereciendo el ascenso a teniente efectivo ese mismo día y el diploma siguiente:

JOSÉ BALTA PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA

Por cuanto: el Congreso Nacional ha concedido  el título de benemérito a la patria en grado heroico el uso de una medalla de honor y el de un escudo en la manga del brazo izquierdo a los denodados mantenedores de la integridad de la República que en las baterías y buques combatieron en el callao el 2 de mayo de 1866, contra la escuadra española.

Por tanto.- he venido a expedir el presente diploma al sub teniente Raimundo Hurtado, para que pueda usar con dietado la medalla y el escudo que concede a los de su clase la ley del 26 de enero de 1869, como una muestra de gratitud nacional por el valor heroico que desplego en esa memorable jornada.
Dado en la 
casa de gobierno en Lima a los 11 días del mes de diciembre de 1871
José Balta.
Tomas Gutiérrez.- sello del Ministerio de Guerra y Marina.
Codificado en la batería Abtao.- el oficial mayor La Fuente.
Sello: inspección general del ejercito
Lima, enero13 de 1872.
Anótese: F. Alvarado Ortiz.- 3° sección anotado fecha ut supra.



Escribe: Hernán F. Canales Acevedo.
Fuente: Semanario Los Andes (20 de Agosto 1915)
Director del Semanario: Cristian T. Calanza
Telf.  523-0501