jueves, 6 de agosto de 2015

HIDROELECTRICA CERRO EL AGUILA




SALCABAMBA: CUANDO EN NOMBRE DEL PROGRESO SURGEN CONTROVERSIAS

Partiendo de la premisa que El progreso no es un accidente, es una necesidad, una parte de la naturaleza; inferimos que los espacios territoriales donde se ejecutan obras en nombre del progreso, sea cual fuera su tamaño, envergadura e inclusive su alcance, deben ser no solo respetados y protegidos con criterio racional y de sostenibilidad, sino que el ecosistema debe conservarse integralmente, bajo el denominador común que el concepto de progreso actúa como un mecanismo de protección orientado a defendernos de alteraciones y torrencialidades en el futuro.

Desde esa óptica, nos parece preocupante que dentro del ámbito territorial del distrito de Salcabamba, por donde se accede a la Central Hidroeléctrica denominada Cerro del Águila, al parecer se vienen cometiendo involuntariamente y/o con pleno conocimiento de causa una serie de atentados contra la integridad territorial de las comunidades asentadas en sectores aledaños al mencionado distrito, por parte de  algunas empresas como Kallpa Generación S. A. Preocupación que la población salcabambina en su conjunto fundamenta en hechos concretos como:

-      Desconocimiento (por no disponer de copia) del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del tramo Mollepata-Limonal.
-    Deslizamiento de tierras en el tramo Cucharan-Chaquilloclla, como consecuencia de trafico pesado y realización de obras.
-         Debilitamiento del puente Huanchuy.
-     Desconocimiento (por no disponer de copia) de la licencia de construcción del Helipuerto, así como del Túnel de acceso al sector Limonal en una distancia aproximada de 900 m.

A lo que se suma el incumplimiento de la indemnización total de las reparaciones a las personas afectadas, no obstante existir senda acta formalmente suscrita con fecha 15 de marzo de 2015, incumplimiento de la  pavimentación de la zona urbana de Salcabamba, existiendo inclusive una valorización para esos efectos.

Sin embargo, siendo compresible que toda obra de la envergadura de la hidroeléctrica Cerro del Águila origina alguna alteración en los cardinales de su ejecución, esta debe ser mitigada, máxime cuando razonablemente es posible  subsanar los impactos causados en el proceso de ejecución y mucho mas factible cumplir con las exigencias planteadas por la comunidad salcabambina. Basados en esas posibilidades plenamente realizables, la población de Salcabamba en buena lid y de manera respetuosa habría exigido a la empresa citada cumpla:
Con la rehabilitación de la vía Mollepata-Limonal, incluyendo estabilización de taludes, muros de contención, puentes, badenes y alcantarillas.

Indemnización del costo de operación-mantenimiento de La vía Mollepata-Limonal, considerando los costos que la empresa consigna para este fin por kilometro/mes.

Finalmente, exigen que el distrito sea considerado dentro de la zona de influencia directa del proyecto Central Hidroeléctrica Cerro del Águila.

Frente a la situación señalada y a los  incumplimientos descritos, los que de no ser atendidos, podrían derivar en serias controversias. Desde estas paginas no podemos mas que sugerir a las empresas encargadas de la ejecución de obras de la Hidroeléctrica Cerro del Águila, que asuman sus obligaciones con responsabilidad, respeto por la tradición y el medio ambiente de las poblaciones del entorno, porque estamos convencidos que los pueblos de la jurisdicción de Salcabamba estarán siempre dispuestas a alternar tradición con modernidad, pero no a cualquier precio, entonces bajo ningún punto de vista se puede pretender desconocer aspiraciones y derechos que legítimamente les asiste.

MAGNO GUTIÉRREZ ENRÍQUEZ
 Colaborador de Saposaqta