viernes, 7 de junio de 2013

LA NOSTALGIA DEL VIEJO ALISO



Leopoldo Pacheco Orellana (1961) nació en Pampas Tayacaja y publicó en el 2012 “El aullido del Lobo”, su primer libro de narraciones ambientadas en su tierra natal. De su segundo libro de poesía “Nostalgia del dolor” nuestro colaborador Carlos Zúñiga Segura, nos hace un breve análisis que ponemos a vuestra consideración.


El poeta Miguel Hernández afirma que los escritores “son vientos del pueblo, nacidos para pasar soplando a través de sus poros y conducir sus ojos y sus sentimientos hacia las cumbres más hermosas”. En efecto, este concepto se afirma en el florecimiento del libro Nostalgia del dolor escrito por Leopoldo Pacheco Orellana.

El poeta Pacheco, eterniza las imágenes que entrañan las palpitaciones de su pueblo en la permanente travesía de la experiencia humana; así, Pampas Tayacaja, es el fuego que alimenta su asunción poética, pues, cada imagen refleja la esencia del hombre, su bagaje espiritual y su identidad.

El viento sacude las ramas de la nostalgia y en esa textura, forma y color le confiere una indudable fuerza expresiva, en la medida que se revive rituales, costumbres, cariños, familiaridad, que son la exaltación de vivir en el pueblo donde se ha nacido, donde se ha plasmado la visión del escritor que respeta y valora esos recuerdos identitarios, para luego, corrido los años, enhebrarlos a través de una hilación sutil y rotunda a la vez en un Voy a volver / sin haberme ido nunca de mi tierra como lo afirma su autor tejiendo en su alma la manta  multicolor de sus sentimientos mas fecundos.

Pacheco Orellana evocando mi escuelita en esta salida eterna, expresa la comunión del ser en el Ser, la emoción decisiva y auténtica que nace desde las nervaduras de la sangre, en corralones bordados de guindos y trinos de jilgueros para calificar el alto sentido de la vida y hacer que los pajarillos trinan, como ahora están trinando en el Puente con corazón de viento y dolor de espuma.

Nostalgia del dolor, semeja una postal de amor, donde es posible graficar los signos y aromas en su intimidad más profunda. Cierto, cada palabra dicha con absoluta sinceridad, vertebra el edificio poético del libro, en tanto álbum de recuerdos, nostalgias, que florece como una salvación justo y preciso antes que el tiempo puede lastimar las tardes o arrugar la piel en la injuria de los años.

Así, la travesía literaria  de Leopoldo Pacheco Orellana, que anteriormente ha publicado El aullido del lobo se afirma plenamente con Nostalgia del dolor, en la medida que el libro germina y evidencia un singular florecimiento poético, que enciende la sangre en el paisaje encantatorio del pueblo donde nació y asumió el compromiso de la palabra, para junto a sus numerosos lectores avivar el fuego eterno de la vida que es la poesía y con ello, aspirar que el mundo cicatrice sus heridas.

Autor: Carlos Zúñiga Segura
Colaborador Exclusivo de Saposaqta