martes, 20 de octubre de 2009

AL MAESTRO DANIEL HERNANDEZ


RECORDANDO EL FALLECIMIENTO DEL MAESTRO DANIEL HERNÁNDEZ

Este 23 de octubre se cumple 77 años del fallecimiento de Daniel Hernández, pintor nacido en las mágicas tierras de Tayacaja, fundador y director de la Escuela Nacional de Bellas Artes del Perú. En su itinerario vital, Hernández, brindó a las generaciones de todas las épocas, el testimonio permanente de su valía personal como artista y como docente desde el día de la inauguración de la Escuela celebrada el 15 de abril de 1919 a las cuatro de la tarde, hasta el día de su muerte ocurrida en la misma Escuela.

Los últimos años de su fecunda existencia transcurrieron marcados por enfermedades que lo aquejaron en demasía. Precisamente, a raíz de un foco neumónico que le atacó el pulmón derecho el tratamiento estuvo a cargo de su médico de cabecera doctor Parodi y demandó hasta seis juntas médicas. Hernández presintiendo el desenlace, solicitó la presencia de su amigo Manuel Vicente Villarán a quien le dictó su testamento en virtud del cual dejaba todo cuanto poseía a sus hermanos Ramón y César y a sus sobrinos el R.P. Manuel y Sor Clara María de Jesús. Ninguno de los familiares mencionados pudieron beneficiarse con el legado por impedírselo una norma del Código Civil de entonces, que, prescribía como beneficiarios sólo a la esposa y/o hijos, como heredero directos y Hernández no los tenía.

Sensiblemente a las 6.45 de la tarde del día 23 de octubre de 1932 se extinguió la vida del maestro, causando honda consternación en toda la colectividad, que apenas conocida la noticia desfilaron ante sus restos velados en la Sala de Honor de la Escuela. El artista chino Augusto Kuang Vang se encargó de adornar el catafalco con un hermoso paño de seda y un pebetero que exhalaba aromas. La mortaja consistió en una tunica y sandalias. Luego de la misa de cuerpo presente oficiada por su sobrino a los acordes de la Marcha Fúnebre de Chopin y la participación del coro de la Basílica Metropolitana dirigido por el R.P. Pablo Chávez Aguilar los restos del maestro fueron trasladados en hombres hasta la Plazuela Santa Clara y luego al cementerio de Maravillas. En las exequias hicieron uso de la palabra Guillermo Salinas, Carlos Barreda Laos, Jorge Muelle y Carlota Carvallo. En representación del presidente de la República asistió su edecán capitán Eulogio Peña.

En Tayacaja una institución deportiva, un distrito y un colegio de Educación Secundaria llevan su nombre en admiración a sus brillantes cualidades artísticas y haber nacido en la aldea Urpay (Salcahuasi) en Salcabamba, Tayacaja el 1 de agosto de 1856. Es de extrañar sin embargo, que a pesar de las promociones estudiantiles desde 1945 hasta la fecha no exista una Asociación de ex-alumnos hernandinos que coadyuve con el plantel donde recibieron la formación fundamental para asumir la cotidiana aventura de vivir.

Nota: Alguna vez sugerimos modestamente que el colegio adopte por lema las palabras pronunciadas por Hernández el día 15 de abril de 1919 en la inauguración de la ENBA: "Miremos alto para llegar a la cumbre"

Autor: Carlos Zúñiga Segura
Colaborador exclusivo de Saposaqta
Imagen: Busto de Daniel Hernández, obra de Ismael Pozo.