miércoles, 9 de septiembre de 2009

HORACIO MONGE PINEDA


RECORDANDO AL MAESTRO CON CARIÑO

Pocos hombres en la historia de Pampas Tayacaja han tenido una influencia sobresaliente sobre su tiempo, no solo en la juventud estudiosa, sino a nivel del pueblo, la región y en el ámbito nacional, como el Maestro HORACIO MONGE PINEDA. Su presencia en los claustros académicos cambio radicalmente los conceptos meramente escolásticos-formales de la época, demostrando desde su holistica formación AUTODIDACTA, un dominio pleno de las matemáticas, el arte, la cultura general y paradójicamente fue un notable poeta, transitando por ello cotidianamente entre las ciencias y las letras, como aquel pensador con rigor científico que quisiera resolver una compleja ecuación matemática en las sintonizadas cadencias de un poema. Singular característica que solo hombres multifacéticos como él suelen combinar coherente y magistralmente.

Su excepcional inteligencia, su caballerosidad, su humildad con señorío y entre otras cualidades su dedicación pedagógica y demostrada vocación de servicio lo hacen más grande e imperecedero, cualidades ampliamente demostradas en su travesía por las aulas escolares, cargos públicos que alguna vez asumió en el decurso de su fecunda existencia. Con su concurso que siempre estuvo impregnado de saber caletre, responsabilidad, brillantez y honestidad Pampas Tayacaja mereció prestancia y múltiples reconocimientos.

Siendo sin lugar a dudas lo más importante de su legado, el mensaje de superación que dejo para la posteridad. Superación y realización plenas que con su ejemplo si se pueden alcanzar aun en los tiempos más aciagos o en circunstancias en las cuales no sea posible acceder a centros de estudios formales, ni a las rígidas reglas de los protocolos escolásticos. Quienes conllevamos sus formadoras y sabias enseñanzas colegirán y compartirán conmigo esta sencilla pero ante todo respetuosa semblanza del Maestro HORACIO, que durante toda su vida expuso una excepcional y espontánea capacidad de trabajo, en favor de la juventud y su pueblo, mostrándose tal como fue y con la obligación de transparencia, respeto, decencia y servicio plenos que se impuso.

En merito a todo esa vasta gama de virtudes y con las dispensas del caso por el involuntario retrazo, debido a razones de información fuera de su control, el suscrito rinde este modesto homenaje a su Maestro y amigo HORACIO MONGE PINEDA, implorando al Gran Arquitecto del Universo, acogerlo en su reino para su eterno descanso, al tiempo de expresar a sus familiares y seres queridos sus mas sentidas condolencias por tan irreparable perdida.

Finalmente, como epilogo de esta pequeña muestra de aprecio y recordación, permítaseme exteriorizar los mas alturados sentimientos de consideración y estima personal, toda vez que no obstante el silencio de su ausencia con coetáneos como el entrañable Maestro HORACIO MONGE PINEDA, por siempre nos sentimos orgullosamente PAMPINOS.

Ica; agosto del 2009.

Autor del artículo : MAGNO GUTIERREZ ENRIQUEZ

mgngtrrz@gmail.com