domingo, 4 de noviembre de 2012

DOS RECONOCIMIENTOS Y UN DESTINO




Esta primera semana de Noviembre del 2012, el Ministerio de Cultura ha reconocido como Patrimonio Cultural de la Nación a nuestro Carnaval del distrito de Acraquia. Conocido como el Tipaki Tipaki. Cabe destacar que igualmente en el mes de setiembre del presente año, el Ministerio de Cultura reconoció también como Patrimonio Cultural de la Nación a nuestro Santiago tayacajino.

Estas gestiones a cargo de la Asociación Cultural Hatun Huancavelica fueron complementadas con el aporte histórico científico de nuestro colaborador Carlos Zúñiga Segura.

El Blog Saposaqta publica en esta oportunidad una semblanza de estos dos hechos históricos para la Provincia de Tayacaja en la pluma de su colaborador.

En el vasto reino de las numerosas tradiciones y costumbres, que florece desde tiempos ancestrales en la provincia de Tayacaja, el Carnaval  y el Santiago constituyen sin duda, uno de sus registros masidentitarios, en tanto signo y aroma enraizada en el paisaje interior de hombres y mujeres de la provincia.

Descubrir, señalar, valorar y difundir sus expresiones vivaces es el común denominador de un pueblo, que sabe y siente el preciado legado recibido de sus abuelos y padres en las distintas aristas de la gran aventura de vivir. Por ello, la provincia de Tayacaja es escenario privilegiado, donde cada año se realiza el Carnaval y el Santiago en la mágica apoyatura de su valor y mensaje.

En lo que respecta al carnaval, las consideraciones valederas del Tipakitipaki en tanto su sentido profundo y el papel colectivo de la comunicad tayacajina es proyectora de imágenes de armonía en los tiempos acuciantes que vivimos. En el plano histórico, se puede señalar como una de sus aristas primordiales el valor de continuidad en la hondura de los sentimientos exultantes que se amalgaman, en cada etapa de su florecimiento en carnaval.

La autenticidad conservada en la festividad del Santiago, al paso del tiempo constituye la belleza espiritual del hombre compenetrado con  sus grandezas y flaquezas en el mundo andino; en esa perspectiva, todas las instancias del rito ganadero asocian el florecimiento estético, que bien se puede admirar en el adorno de las casas con cruces de ichu, el entierro de la ofrenda o “despacho”, la combinación de las cintas, la admirable textura musical de los instrumentos, los espacios y tiempos que la ceremonia ritual impone desde su tradición, la reverencia a Wamani, es decir el florecimiento de la Pachaca como el universo de la concepción andina, reflejan en suma su valor histórico y su coherente asunción estética.

Celebración del Santiago en Tayacaja y Carnavales en la provincia de Tayacaja son dos trabajos, cuya autoría nos pertenece; y, que han contribuido decididamente a su Declaración como Patrimonio Cultural de la Nación, hecho que nos  gratifica espiritualmente.

Carlos Zúñiga Segura / Colaborador exclusivo de Saposaqta