miércoles, 9 de noviembre de 2011

NOTABLE TAYACAJINO

Una de las personalidades de singular prestancia en la historia de Tayacaja es sin duda Arístides G. Arce Pacheco. Su presencia profesional se inicia el 20 de marzo de 1918 como Vacunador en la provincia; posteriormente es nombrado Interno en el Hospital del Refugio donde permanece por 11 meses y 28 días. A partir del 14 de mayo de 1926 se incorpora al Cuerpo de Sanidad de la Marina de Guerra con el grado de Alférez de Fragata, así en mayo de 1927 ya como Teniente Segundo es Interno en la Sala de Marina en el Hospital Guadalupe, luego comisionado al Hospital Nuestra Señora del Carmen de Huancayo.

El 27 de julio de 1927 con el grado de Teniente primero sirve en los B.A.P., “Lima” y “Teniente Rodríguez”, respectivamente. El 13 de julio de 1931 es nombrado Jefe del Sanatorio Naval y es justamente cuando desempeñaba estas funciones cuando solicita su pase a la Disponibilidad en razón de haber sido aclamado como candidato a la Representación Nacional de la Provincia de Tayacaja.

De este modo, Arístides Arce Pacheco ingresa a la política en la época de Augusto B. Leguía. Producida las elecciones generales para presidente y miembros de la Asamblea Constituyente obtiene 2,939 votos e integra la representación huancavelicana con Otto Wieland y Alejandro Villena.

En julio de 1931 en una memorable jornada política el pueblo de Tayacaja le brindó una apoteósica recepción en casa de Octavio Zúñiga. Desde los balcones hicieron uso de la palabra Pedro Vélez Vivas, Emilio Cámac, Elías Latoure y Celso Gálvez .En la parte central se escuchó la palabra de Arce: “Aquí estoy a la llamada de vosotros, como soldado resuelto a defender nuestros sagrados derechos (…) Esta grandiosa manifestación la aprecio, no en lo que con mi persona se pueda relacionar, sino como una palpitante demostración de la elevada cultura cívica de nuestro pueblo (…)El pueblo soberano ha exteriorizado su sentimiento, unido a ello estoy resuelto a toda lucha. Acompáñenme a corear en viva voz por Tayacaja”.

En pleno ejercicio político como Constituyente el 25 de junio de 1933 a horas 12:15 fallece Arístides G. Arce Pacheco en su domicilio de la calle No. 40 de Chosica. Su muerte causó honda consternación en el escenario de la política nacional y naturalmente el reconocimiento a sus cualidades.

En la línea de valoración que marca Saposaqta destacamos el espíritu solidario de Arce en el ejercicio de la profesión médica, del disciplinado marino y brillante político, vale decir presencia de un hijo de Tayacaja que trasciende por su vitalidad y humanismo.

Carlos Zúñiga Segura
Colaborador exclusivo de Saposaqta