lunes, 22 de octubre de 2007

DANIEL HERNANDEZ

Al conmemorarse 75 años del fallecimiento del ilustre tayacajino Daniel Hernández, fundador de la Escuela Nacional de Bellas Artes, nos sentimos obligados a difundir su importante obra.

IMAGEN Y PRESENCIA

En la aldea que lleva el nombre poético de Urpay (Salcahuasi), en el distrito de Salcabamba, provincia de Tayacaja, nació Daniel Hernández Morillo el 1º de Agosto de 1856. Fue hijo del español José Leocadio Hernández Mendieta y de Basilia Morillo, natural de Salcabamba.

El año 1873 ingresa a la Academia de Arte del pintor italiano Leonardo Barbieri, ubicada en la calle San Pedro de Lima. La Exposición Anual de la Academia realizada en 1873 fue determinante en el destino pictórico de Hernández. El Presidente de la República José Pardo Barrera, al asistir a la muestra quedó gratamente impresionado con los cuadros del joven pintor, de manera especial con el denominado “La muerte de Sócrates”.

A los 17 años, una beca de estudios en París significaba la realización de sus aspiraciones y con este optimismo se establece en la ciudad luz los primeros meses de 1874. El panorama auspicioso se reafirma aún más cuando el ministro del Perú en Francia José M. Gálvez, le entrega la suma de 250 francos de pensión, sin embargo esta sería la primera y única ocasión de tal beneficio, pues el Gobierno aduciendo escazes de fondos, dio por terminado el apoyo ofrecido.

Después de más de 40 años alejado del Perú, en 1919, el maestro retorna con el ánimo de llevar a cabo una tarea. Recibido con gran entusiasmo por las autoridades de la época y los amigos de siempre, Hernández inicia una fructífera labor en la Escuela Nacional de Bellas Artes, cuyo fundador había sido él.

La sensibilidad y humanismo de Daniel Hernández, lo llevó a solucionar problemas de orden personal y familiar que afligían a sus alumnos. A este respecto el testimonio del pintor Germán Suárez Vertiz ofrece luces que permiten conocer la valía del maestro: “Soy testigo de que, durante un año sostuvo de su peculio todos los gastos de la Escuela, incluyendo modelos, sueldos de maestros”. Estas muestras de solidaridad acrecentaron la admiración y gratitud de sus discípulos.

El 23 de octubre de 1932 debido a una grave enfermedad pulmonar, se extinguió la vida del maestro.

(Artículo de Carlos Zúñiga Segura, publicado en la Revista FESTIVAL)

.......................................................................................

Video sobre el fundador de la Escuela Nacional de Bellas Artes del Peru. Arte Peruano. Direccion General: Lic. Alba Choque Porras.